La irrigación bucal

La irrigación bucal es la aplicación de un chorro de agua sobre la superficie de la boca para eliminar posibles bacterias. Estas mismas pueden encontrarse alojadas en los diferentes tejidos bucales, tanto en encías como lengua.

Este sistema es recomendable para mejorar la salud de dichos tejidos, especialmente las encías, pues son muchos los pacientes que sufren encías inflamadas.

El procedimiento puede llevarse a cabo en todos los pacientes, incluso en aquellos que tienen implantes o enfermedades que afectan a la salud bucodental como puede ser la diabetes.

La irrigación bucal tiene como principal objetivo el eliminar la placa bacteriana. Especialmente en zonas de difícil acceso para el cepillo dental, por ello se utiliza el chorro de agua con unos tubos especiales que alcanzan cualquier parte de nuestra cavidad bucal. De esta forma, evitaremos la aparición y el desarrollo de caries y mantendremos nuestras encías en un óptimo estado de salud, evitando todo tipo de enfermedades periodontales.

Como puedes ver la irrigación bucal tiene múltiples beneficios para nuestra salud bucodental. Desde nuestra clínica te recomendamos que incluyas este procedimiento en tu rutina de higiene diaria. Conseguirás un aliento fresco y agradable eliminando todas las partículas de bacterias y restos de alimentos que pueden quedar alojados en la lengua.

Si tienes alguna duda acerca de la irrigación bucal, consúltanos sin compromiso. Te esperamos en Clínica Dental Vallespir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*