Alimentación sana, boca sana

La alimentación sana es tan importante para el buen funcionamiento del cuerpo humano en general, como para la salud bucal en particular. La alimentación incide directamente en nuestra boca desde el momento de su desarrollo y durante toda la vida.

La maduración dental que se produce en el feto, a partir del segundo trimestre de embarazo, puede verse alterada por ciertos trastornos alimentarios o metabólicos del feto y la madre. Comer sano es un consejo que aportar durante toda la vida, pero, será más importante, si cabe, durante el periodo de gestación. El adecuado aporte de nutrientes debe permitir, no solo cubrir las necesidades de la gestante, si no las demandas nutritivas que generen el crecimiento y desarrollo fetal.

Una vez formados los dientes, tanto los de leche, como los definitivos, una enfermedad muy vinculada a la alimentación es la caries. Esta enfermedad bucal, que termina con los tejidos del diente, comienza con la acción de las bacterias, que aparecen con los restos alimentarios y que actúan sobre las piezas dentales. La caries no solo es el resultado del abuso de azúcares, si no, también, de la falta de ciertos alimentos como los ricos en calcio o aquellos que aumentan el flujo de saliva, además, de la necesaria ingesta de agua.

Por lo tanto, si quieres mantener una perfecta salud bucodental en Clínica Vallespir te recomendamos mantener una correcta alimentación y visitarnos al menos una vez al año. Te esperamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*