¿Cómo afecta el tabaco a los implantes dentales?

Si queremos conseguir una buena estética dental y reemplazar los dientes perdidos una de las mejores opciones son los implantes dentales. Pero, si eres fumador deberás evaluar esta solución de forma diferente.

Como sabemos el tabaco es muy nocivo para la salud general y en el caso de nuestra salud bucodental puede ser un inconveniente a la hora de colocar implantes. Como sucede con todo tipo de intervención, puede generar un mínimo riesgo, ya que fumar puede incrementar el riesgo en este tipo de operación. Si los pacientes siguen fumando después de la colocación de los implantes pueden aparecer algunos problemas:

  • El proceso de curación se vuelve más lento. Es aconsejable que los pacientes dejen de fumar antes de realizar el tratamiento, ya que se podría infectar más fácilmente. Al consumir nicotina se reduce la cantidad de oxígeno en sangre, ademas de dificultar la capacidad de que el organismo pueda combatir infecciones.
  • Posibilidad de fracaso. El tabaco dificulta en gran medida el proceso de osteointegración que se produce tras la colocación de los implantes en la boca del paciente. Este proceso consiste en el recubrimiento del implante con tejidos naturales del propio organismo y se genera de manera natural.
  • El cuerpo puede no responder al tratamiento con medicamentos debido al tabaco.
  • Riesgo de sufrir periimplantitis, una afectación inflamatoria de tejidos blandos que rodean al implante con destrucción del tejido óseo de soporte del implante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*