Desmintiendo mitos

Si crees que sabes todo acerca de la salud bucodental mira estos falsos mitos:

  1. Palillos después de las comidas: se puede utilizar palillos específicos para la limpieza, si no son así pueden causar heridas. Lo mejor es sustituirlo por hilo dental o cepillos interproximales.
  2. Los cepillos duros y los enjuagues fuertes son mejor: los cepillos duros pueden dañar el esmalte. Podemos conseguir una limpieza correcta con cepillos suaves o medios. En cuanto a los enjuagues, hay que tener cuidado con el alcohol, colutorios con una cantidad alta de alcohol puede hacer que los tejidos orales se sequen.
  3. No cepillarse cuando sangran las encías: el sangrado de las encías se debe a inflamaciones y enfermedades, no tiene nada que ver con el cepillado. Así que, el consejo en estas situaciones es acudir a tu especialista.
  4. El esmalte se estropea con las limpiezas: las limpiezas profesionales no dañan el esmalte sino que eliminan la placa bacteriana.
  5.  Después de cada comida hay que cepillarse los dientes: es recomendable esperar media hora después de comer porque de otra forma extenderemos el ácido y haremos que su efecto sea más duradero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*