Empastes de amalgama y empastes de resina

Las caries dentales son una de las enfermedades bucodentales más frecuentes. Por lo general, afecta más a los niños por el tipo de alimentación que llevan a esas edades, con un mayor consumo de dulces y chucherías. Sin embargo, las caries pueden afectar a cualquier persona.

Gracias a los avaneces tecnológicos, los dentistas cuentan con varias alternativas para reparar las caries. Por un lado, tenemos que hablar de los empastes que se fabrican con resina o los que se fabrican con amalgama.

Con la resina los materiales tradicionales se dejaron atrás a la hora de eliminar una caries. Además, se trata de un material que tiene un tono similar al diente, lo que supone una mejora estética respecto a los empastes de plata.

Por otro lado, tenemos que hablar de la amalgama, un material que está compuesto por estaño, plata, cobre, mercurio que se empleaba y se sigue usando en la odontología para cubrir la superficie de los dientes que fueron dañadas por las caries. Muchos son los dentistas que prefieren este material por ser más resistente pero la resina es más fácil de colocar y más estética.

El dentista será el encargado de decidir cuál es el material que mejor se adapta a las necesidades de cada paciente, aunque existiendo varias alternativas la decisión del paciente es también muy importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*