¿En qué consiste la mordida cruzada?

Cuando los dientes superiores muerden por dentro de los inferiores estamos ante un caso de mordida cruzada. Esta patología provoca que cuando cerramos la boca para morder, nuestros dientes inferiores ocluyen por delante de los superiores. Debe tenerse en cuenta que en una mordida normal los dientes de la arcada superior deben quedar por delante de los de la inferior.

 

Existen tres clasificaciones de mordida cruzada en función de la zona de la boca donde se localiza o en función de su origen, si se encuentra en el crecimiento de los dientes o de los huesos:

 

– Dentaria: la maloclusión se produce cuando los dientes se inclinan hacia el interior.

 

– Esquelética: tiene lugar cuando el tamaño de la arcada superior es menor al que debería de tener para abarcar la inferior.

 

– Mixta: en la cual ambas causas anteriores tienen lugar al mismo tiempo.

La mordida cruzada puede aparecer a cualquier edad, ya que los hábitos que adoptamos en nuestro día a día pueden hacer que se produzcan cambios en la morfología de nuestra boca. El problema de esta alteración es que puede ocasionarnos no sólo problemas en nuestros dientes, sino que también puede tener consecuencias musculares y articulares.

Por todo esto, es importante acudir a revisiones periódicas a tu Clínica Dental Vallespir para poder detectar posibles problemas lo antes posible. De esta forma podremos evitar consecuencias tanto en la salud bucodental como en la general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*