Férulas dentales; tipos y cuidados

Seguro que en multitud de ocasiones has oído hablar de las férulas dentales o probablemente tengas que usarlas. En el blog de hoy, hablaremos de los diferentes tipos que hay y que cuidados hay que llevar a cabo.

La férula dental consiste en una placa que se ajusta a las piezas dentales de tu boca que amortigua la mordida y descansa los músculos de la mandíbula. Éstas se fabrican normalmente con plásticos o resinas acrílicas.

¿Qué tipos de férulas puede haber?

  • Férula quirúrgica. 

Suelen emplearse después de una operación dental y para evitar que los dientes se muevan

  • Férula de mantenimiento. 

Al acabar un tratamiento de ortodoncia, conviene colocar la férula para que los dientes no vuelvan a su posición inicial.

  • Férula de blanqueamiento. 

Esta contiene un producto blanqueante que se mantiene sobre los dientes.

  • Férulas para el bruxismo. 

Existen muchas personas que sufren bruxismo (sobre todo mientras duermen) por lo que es necesario que se coloquen una férula de descarga para así no desgastar la dentadura y desgastar la férula.

¿Cuáles son los cuidados básicos que tenemos que tener en cuenta con las férulas dentales?

Es aconsejable efectuar un cepillado sobre la férula de unos 5 minutos pero sin ejercer mucha presión debido a que puede dañarse o llegar a romperse. El cepillo que usemos debe ser distinto al de lavarnos los dientes, pues no se recomienda emplear el mismo cepillo para ambas cosas.
Por otro lado, existen para la limpieza exhaustiva polvos y dentífricos específicos además es recomendable secarla al aire y limpiar el cepillo que has empleado.

 

Ahora que ya conoces casi todo sobre las férulas dentales si necesitas más información o comenzar con este producto no dudes en contactar con nosotros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*