La cavidad oral

El desarrollo de la cavidad oral, desde el nacimiento hasta la aparición de los primeros dientes, es importante pues es el momento de mayores cambios que se producen en nuestra boca.

Cuando nacemos nuestra cavidad oral ya está completamente preparada para el nacimiento de los dientes deciduos, o dientes de leche. Además paladar, lengua y labios tienen la forma necesaria para la succión, para realizar la lactancia materna.

El primer problema que pueden aparecer en los recién nacidos, en cuanto a la forma de su cavidad oral, es la mandíbula retraída, qué debe tratarle el odontólogo. Otro problema que puede surgir es el anormal movimiento de la lengua, que se produce a causa de un frenillo lingual que impida la salida de la lengua fuera de la boca. Lo que tratará un especialista, con una recesión de frenillo.

La erupción dentaria, también puede provocar otros problemas. Esta se produce desde el nacimiento hasta los dos años, cuando aparecen los dientes de leche o deciduos y son un total de 20 piezas. Esta erupción ocasiona inquietud, irritabilidad e incluso fiebre. Y desde entonces se aconseja el cepillado para evitar que se acumule placa dental.

Cuando los primeros dientes empiezan a aparecer se recomienda acudir al odontopediatra para controlar la correcta erupción de los mismos. Estos pueden tratar casos como la oclusión o la alineación. Es el momento de anticiparse a cualquier trastorno posterior. Por ello te invitamos a venir a Clínica Dental Vallespir, nosotros nos encargaremos de la salud bucodental de toda la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*