Mala salud bucal y partos prematuros

Siguiendo el hilo conductor de las últimas entradas sobre la relación de la salud bucodental con los embarazos, en la entrada de hoy vamos a determinar lo que puede pasar cuando sufrimos una mala salud bucal durante la gestación.

Si no atendemos a los consejos de especialistas sobre el cuidado de la salud dental, las patologías que puede arrastrar nuestra boca nos llevarán a problemas tan serios como un parto prematuro, pero ¿qué tiene que ver nuestra boca con el parto?

La relación infección periodontal con infecciones que pueden perjudicar a la gestación se vincula por la circulación de la sangre. Como ya vimos en anteriores entradas en nuestro blog, las encías durante el embarazo mantienen una mayor circulación sanguínea, debido a la acción hormonal de los estrógenos y la progesterona, haciéndolas más permeables a la entrada de microbios y bacterias.

Los agentes patógenos llegan a la sangre desde las encías y comienzan su recorrido por el cuerpo humano. Los microbios que pueden colarse a través de la cavidad bucal pueden afectar al medio intrauterino, dañando, incluso, a la placenta y terminando en una enfermedad gestacional denominada corioamnionitis. Una inflamación aguda de las membranas placentarias que puede ser causa de partos prematuros.

La vinculación del parto prematuro a las infecciones desarrolladas en nuestra boca se basa en diversos estudios, que determinan la enfermedad periodontal como un factor de riesgo de primer orden para desencadenar un parto prematuro. Por ello, insistimos en la prevención y el tratamiento de las enfermedades bucales antes y durante el embarazo. Ven a Clínica Vallespir nosotros nos encargaremos de tu cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*