Maneras de evitar y tratar el mal aliento

Lo más importante siempre es mantener una higiene bucodental de madera adecuada para evitar el mal aliento. Cepillarse lo dientes después de cada comida y utilizar el hilo dental o el enjuague bucal podrán ayudarte con este problema.

Los enjuagues bucales por ejemplo, siempre ayudan a eliminar esos restos de bacterias que pueden quedar en la boca y que llegan a provocar un mal aliento. Como suelen tener sabor, dejan un sensación refrescante en la boca y además con buen olor, pero recuerda que un enjuague bucal no es un sustitutivo del cepillado.

Mantener el flujo de saliva en la boca, ayudará a que la halitosis no aparezca. ¿Cómo podemos lograr esto? consumiendo alimentos saludables que requieran de masticación, como es el caso por ejemplo de la manzana. Comer chicles o caramelos sin azúcar también ayudará a este proceso.

Por supuesto, lo más efectivo siempre es visitar a tu dentista para que este te comente que tipo de problema tienes y como se puede solucionar.

Es importante destacar, que existen en muchas ocasiones, mal aliento que se produce desde el estómago y no desde la boca y para ello tendrá que buscar ayuda a profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*