¿Para qué sirven los retenedores?

35863647_s

Cuando finalizamos un tratamiento de ortodoncia es esencial que el dentista nos coloque los retenedores para asegurar todo el tratamiento que hemos realizado. Gracias a los retenedores los dientes se mantienen en su lugar y en la posición correcta, por ello es una parte esencial para culminar con la ortodoncia.

Hay diferentes tipos de retenedores, pueden ser removibles o fijos, para llevarlos en las horas nocturnas o para llevarlos siempre puestos. Pero en ambos casos debemos darle los mismos cuidados:

  • En el caso de que el retenedor sea removible es importante que lo cepillemos cuando nos lo quitemos con la ayuda de un cepillo suave y jabón neutro. Por último, no te olvides de secarlo bien con papel para guardarlo en la funda y evitar la aparición de bacterias por la humedad.
  • Por otro lado, si el retenedor es fijo es importante incidir en la higiene bucodental de la zona en la que esté colocado, con el fin de evitar la acumulación de sarro y como consecuencia, la inflamación de las encías.

Es muy importante que no nos olvidemos ningún día de ponernos el retenedor, ya que en 1 o 2 días nuestros dientes podrían modificar su posición. También, es esencial que acudamos a las revisiones con nuestro dentista para comprobar que todo está bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*