Problemas frecuentes en los empastes

Como ya vimos la semana pasada en el blog de Clínica Dental Vallespir, el empaste dental es la solución para patologías como la caries, poniendo freno a ese daño que causan las bacterias en nuestra boca. Pero ¿qué problemas pueden surgir en nuestros empastes?

El primero de ellos se inicia solo horas después tras ser colocado el mismo. Se trata de las molestias sobrevenidas por una mayor altura de la indicada. El empaste queda alto de oclusión y se producen contactos prematuros al morder. Estas molestias pueden continuar generando dolores de mandíbula, por ello te aconsejamos acudir al dentista lo antes posible.

En ocasiones, tras la intervención pueden generarse dolores vinculados a la sensibilidad, suelen desaparecer por si solos en unos días, pero si esto no sucede, es posible que el empaste haya quedado cerca del nervio. En ese caso, será necesario hacer una endodoncia.

Con el paso del tiempo, además, se producen cambios de color. Estos suelen ocasionarse por una higiene deficiente y el consumo de ciertos alimentos que, al igual que sucede con los dientes, producen el oscurecimiento y ciertas manchas.

Serán los años también los causantes del desgaste, el material pierde sus propiedades y es necesario sustituirlo. Pues pueden producirse fisuras o gritas y terminen con la rotura del mismo.

Aunque en menor medida los empastes pueden despegarse. Los motivos, la presión que reciben o los problemas que surgen al colocar el relleno.

En cualquier caso, recuerda que en Clínica Dental Vallespir solucionamos tus problemas con los empastes, porque para nosotros lo más importante es tu salud bucodental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*